domingo, 9 de junio de 2013

GALAXIA ESPIRAL NGC3370


Glaxia NGC 3370











En medio de un telón de fondo de galaxias lejanas, la espiral majestuosa, la galaxia NGC 3370, se muestra en primer plano en esta imagen de la NASA capturada por el telescopio espacial Hubble. Recientes observaciones revelan una intrincada estructura de brazo espiral, con áreas calientes de formación de nuevas estrellas. Pero esta galaxia es más que una cara bonita. Casi 10 años antes, NGC 3370, en laconstelación de Leo, fue la anfitriona de la explosión de una brillante estrella.


En noviembre de 1994, la luz de una supernova en la cercana NGC 3370 llegó a la Tierra. Este estallido estelar provocó un breve eclipsado de todas las decenas de miles de millones de otras estrellas en la galaxia. Aunque las supernovas son comunes, con una explosión cada pocos segundos en algún lugar del universo, ésta fue especial. Bautizada como SN 1994ae, esta supernova fue una de las supernovas más cercanas y mejor observadas desde el advenimiento de modernos detectores digitales. Reside a 98 millones de años luz (30 megaparsecs) de la Tierra. La supernova fue también un miembro de una subclase especial de supernovas, el tipo Ia, la mejor herramienta que tienen los astrónomos para trazar la tasa de crecimiento del universo en expansión.

Recientemente, los astrónomos han comparado las supernovas Tipo Ia cercanas, con otras más distantes, determinando que el universo está acelerando en su expansión y está lleno de misteriosa "energía oscura". Los astrónomos deben calibrar el verdadero brillo de las supernovas de tipo Ia para medir así el tamaño real y la tasa de expansión del universo.

El tipo de supernovas Ia muy cercanas, como SN 1994ae, se puede utilizar para calibrar las mediciones de distancias en el universo, ya que otras estrellas más débiles de brillo conocido, pueden verse en la misma galaxia. Estas estrellas o "candelas estándar" son las estrellas variables Cefeidas, que varían periódicamente en el brillo con períodos que están directamente relacionadas con su brillo intrínseco, y permiten así, calcular la distancia a la galaxia y la supernova, según se determine directamente. Sin embargo, sólo el Telescopio Espacial Hubble, tiene la capacidad de resolver estas Cefeidas individuales.

Adam Riess, un astrónomo en el Space Telescope Science Institute en Baltimore, Maryland, observó NGC 3370 una docena de veces en el transcurso de un mes y ha sido testigo de muchas variables Cefeidas. Ya que él y sus colegas pueden ver que estas Cefeidas son los más distantes observadas con el Hubble. Debido a su necesidad de observar esta galaxia con gran frecuencia para registrar la variación de las Cefeidas, el tiempo total de exposición de esta galaxia es muy largo (alrededor de un día completo), y la imagen combinada proporciona una de las imágenes más profundas tomadas por el Hubble. Como resultado, miles de galaxias distantes en el fondo son fácilmente discernibles.

Ver imagen en alta resolución

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada